La UE regulariza la comercialización del AOVE 

Oliomerca.- La reciente decisión de la Unión Europea (UE) de eliminar la categoría «aceite de oliva virgen corriente» del anexo B del Convenio Internacional del Aceite de Oliva y de las Aceitunas de Mesa de 2015 ha generado un revuelo en el ámbito del comercio internacional y en países fuera de la UE. Aunque esta categoría ya no tiene relevancia en la UE desde hace años, su eliminación podría tener consecuencias significativas en los mercados globales.

La decisión, publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea el 3 de noviembre, refleja la postura adoptada por el Consejo el 13 de octubre de 2022. Esta medida está programada para ser discutida y adoptada oficialmente en la 116ª reunión del Consejo de Miembros del Consejo Oleícola Internacional, que se llevará a cabo entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2022. Se espera que, de ser aprobada, la eliminación de la categoría entre en vigor a partir del 1 de enero de 2026.

Impacto en el Comercio Internacional

Si bien la eliminación de la categoría «aceite de oliva virgen corriente» puede no tener un impacto inmediato en la UE, ya que esta categoría ya había sido suprimida anteriormente, podría afectar a los países que aún mantienen esta categoría en sus mercados nacionales. Muchos países fuera de la UE han adoptado y comercializado este tipo de aceite, y su eliminación plantea incertidumbres sobre cómo reaccionarán los consumidores y cómo se adaptarán los productores a estos cambios.

Riesgos y Posibles Respuestas del Consumidor

La eliminación de la categoría podría percibirse como un riesgo en los mercados internacionales. Los consumidores, acostumbrados a la variedad de opciones, podrían cuestionar la razón detrás de esta decisión y su impacto en la calidad y diversidad de los aceites de oliva disponibles. La respuesta del consumidor dependerá en gran medida de la comunicación efectiva por parte de los productores y las autoridades reguladoras sobre los beneficios y razones detrás de esta medida.

Perspectivas para los Países Productores

Países que tradicionalmente han exportado «aceite de oliva virgen corriente» podrían enfrentar desafíos económicos y de adaptación. La transición hacia la producción de aceites con categorías más específicas podría requerir ajustes en las prácticas agrícolas y de producción. La diversificación hacia aceites de mayor calidad o con certificaciones específicas podría ser una estrategia para mantener la competitividad en el mercado internacional.

Próximos Pasos y Debate en el Consejo Oleícola Internacional

La discusión en la 116ª reunión del Consejo de Miembros del Consejo Oleícola Internacional será crucial para determinar la dirección futura en torno a la eliminación de la categoría. Los representantes de los países miembros deberán considerar el equilibrio entre la tradición y la adaptación a las demandas cambiantes del mercado global. Además, la forma en que se comuniquen estas decisiones a los productores y consumidores será esencial para garantizar una transición suave y comprensión general.

Conclusión

En resumen, la eliminación propuesta de la categoría «aceite de oliva virgen corriente» por parte de la Unión Europea plantea interrogantes significativos sobre el impacto en el comercio internacional y la adaptación necesaria en los países productores. La próxima reunión del Consejo Oleícola Internacional será un escenario crucial para el debate y la toma de decisiones que marcarán el curso de la industria del aceite de oliva en los próximos años.

https://oleomontes.com/